Bizcocho Red Velvet

Bizcocho Red Velvet. El Dulce Objetivo. Blog dedicado a la repostería y los dulces.

Bizcocho Red Velvet. El Dulce Objetivo. Blog dedicado a la repostería y los dulces.El bizcocho Red Velvet, se ha convertido en un clásico, por su sabor, por su aroma, y sobre todo por su textura, es un increíble bizcocho para nuestras tartas.

Muchas veces, me pedís que os ponga las recetas de las tartas que os muestro en mi cuenta de Instagram, pero no son más que eso, la combinación de bizcochos, como este Red Velvet, o el clásico de vainilla, con vuestros rellenos y coberturas preferidas, y evidentemente, dejar volar la imaginación o inspirarnos en otras tartas.

Por eso, estoy seguro de que este bizcocho se va a convertir en un clásico de vuestra cocina y un buen fondo de receta

Seguramente, la mayoría, conocéis este peculiar bizcocho, pero vamos a hacer un breve repaso de, el Bizcocho Red Veltet, o en su traducción, de “terciopelo rojo” es un bizcocho con una base de cacao, con aroma a vainilla y con una miga consistente, que se consigue a partir de una base de mantequilla, y húmeda, gracias al suero de leche o Buttermilk.

Su principal característica y que más salta a la vista, es su color, de un rojo intenso, pero oscuro. Es por esto, que es una tarta que se escoge para fechas muy señaladas como es el día de San Valentín, o para tartas de boda.

A la hora de elaborar una tarta Red Velvet, su relleno más característico, suele ser una crema de queso, pero bueno, siempre digo que para gustos los colores, y está claro que la podremos combinar con multitud de rellenos, pero ahora, vamos a centrarnos en la base, el bizcocho.

Pues vamos con esta receta, de modo que, delantales puestos, musiquita para alegrarnos la vida, y comenzamos con este maravilloso ritual de cocinar dulce en casa.

Ingredientes para dos moldes de 15 cm:


  • 130 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 300 gr. de harina.
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • 1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • Una piza de sal.
  • 2 huevos L.
  • 270 gr. de azúcar.
  • 25 gr. de cacao puro en polvo.
  • 250 gr. de buttermilk ( 230 de leche entera + 20 de zumo de limón).
  • 1 Cucharadita de vinagre de manzana.
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla o la ralladura de una vaina.
  • Colorante en pasta rojo.

Bizcocho Red Velvet. El Dulce Objetivo. Blog dedicado a la repostería y los dulces.Preparación:


  1. Lo primero, recordar, como siempre, que todos los ingredientes deben de estar a temperatura ambiente.
  2. Precalentamos el horno a 180º, con calor arriba y abajo.
  3. Encamisamos nuestros moldes con papel de hornear y engrasamos para que el desmoldado sea mucho más fácil.
  4. Preparamos nuestro Buttermilk, mezclando la leche y el zumo de limón, y lo dejamos reposar por al menos 10 minutos para que se corte nuestra leche.
  5. Tamizamos la harina, el cacao, el bicarbonato, la levadura y la sal, y reservamos.
  6. Con todo esto, procedemos a bizcocho en sí, preparando su estructura, por lo que vamos a batir la mantequilla con el azúcar, unos 10 minutos, esto es lo que va a hacer que tengamos una miga húmeda y maravillosa.
  7. Una vez lo tengamos, agregamos los huevos uno a uno, integrándolos bien.
  8. Agregamos la vainilla y la cucharadita de vinagre y mezclamos ligeramente,
  9. Para que al agregar el colorante, no tengamos que mezclar en exceso nuestra masa, y eso pueda estropear nuestro bizcocho, lo que hago es diluir el colorante rojo, como una cucharadita (dependerá de la calidad) en nuestro Buttermilk, cuanto este esté listo.Bizcocho Red Velvet. El Dulce Objetivo. Blog dedicado a la repostería y los dulces.
  10. Dividiremos la harina reservada, en tres parte y la Buttermilk en dos (a ojo, no es necesario medir), y lo que vamos es ir mezclando los ingredientes, sin dejar de batir, a velocidad muy baja, por tandas, empezando y terminando por la harina.
  11. Tenemos que tener cuidado de no mezclar en exceso, si no, lo justo y necesario para que quede bien integrado todo.
  12. Repartimos por igual en los dos moldes y lo llevamos al horno, aproximadamente, durante 45 minutos, aunque, como siempre, pincharemos para comprobar que está bien cocinado.
  13. Una vez listo, sacamos del horno, dejamos reposar unos cinco minutos sobre una rejilla y parado este tiempo, desmoldamos.

Pues ya tendríamos nuestro bizcocho Red Velvet listo.

Como siempre, en este tipo de bizcochos, es prepararlos con anterioridad, al día de montar la tarta, al menos, el día de antes, porque la miga, coge cuerpo, y muchos más aromas. Para ello, cuando aún esté templado, lo envolvemos bien en papel film y lo llevamos al frigorífico, o si bien, es con mucho tiempo, lo congelamos.

Y hasta aquí la receta de hoy, un bizcocho base que creo que no vais a dejar de usar en vuestras tartas y simplemente para tomarlo solo, porque está delicioso.

Recordar que, cualquier duda o comentario, que queráis hacer, estaré encantado de leerlo o de resolverlo.

Por lo pronto, me despido hasta la próxima semana, deseando que seáis, muy muy felices.

¡Un beso familia!

Comparte, envía e imprime esta entrada:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email to someone
email
Print this page
Print

7 Comentarios

  1. Avatar Rachel dice:

    Me encanta la manera en que presentas las recetas, definitivamente haré el bizcocho y gracias por tu increíble trabajo. Saludos desde Cuba

  2. Avatar Maria Guadalupe Rodríguez dice:

    Excelente!! Me encanto la maneta de describir una receta pues manos a la obra!!!Gracias

  3. ¿Hay algo mejor que la red velvet? Maravillosa la tarta y esta receta. Muy buena presentación. Las fotos la hacen aún más apetecible. Muchas gracias de verdad. la probaré. saludos

  4. Avatar Silvia García dice:

    Hola, he descubierto este blog de casualidad y bendita casualidad!!
    Tengo una pregunta para el bizcocho Red velvet. Le quedaría bien un relleno y cobertura de buttercream de merengue suizo? Me gustaría hacer una decoración y con esta calor… Pero claro, siempre y cuando la combinación de sabores sea adecuada.
    Mil gracias por compartir sus conocimientos.

    • Juan Andrés Juan Andrés dice:

      Pues se bienvenida a esta familia. Somos pocos pero nos queremos mucho jeje. Por supuesto que le va genial ese relleno. Si no, siempre puedes hacer el relleno de crema de queso y la cobertura de Buttercream de merengue suizo, si no quieres que sea todo igual, pero como irle, le va genial. Es un bizcocho que admite bastante bien todas las posibilidades. Un saludo y muchas gracias por tus palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up