Tarta Fraisier

¿Temporada de fresas? Pues tarta Fraisier que preparamos.

Hace unos día en mi cuenta de Instagram @eldulceobjetivo os preguntaba qué receta os apetecía que hiciese con esta maravillosa fruta de temporada, y una de las propuestas más nombrada fue esta maravillosa tarta Fraisier.

La tarta Fraisier es un clásico de la pastelería francesa y hay muchas versiones pero básicamente se trata de un bizcocho genovés, calado, con una crema mousseline, fresas frescas y en la parte superior, es donde hay muchas versiones, desde una capa de mazapán de fresa, mermelada de fresa, merengue…. así que yo he preparado mi propia versión al respecto.

Pueden parece muchos pasos pero son sencillos de elaborar, como siempre, el truco está en la elección de buenos productos, si, como siempre, pero es que en las recetas de apariencia fácil y de la que sus sabores nos tienen muy familiarizados, la elección de buenas materias primas es el éxito del resultado.

La receta está pensada para un molde de 20 cm y para que nos facilite la vida, lo ideal es hacerse de una acetato y un aro de regulable que nos permitirá montar la tarta sin que sea una catástrofe. Aunque ahora que lo pienso, esta tarta en vasitos de forma individual, tiene que quedar de maravilla. Ahí lo dejo.

Bueno, pues ahora que tenemos claro que vamos a hacer una súper receta… delantales puestos y manos a la masa con esta tarta Fraisier.

Vereis que podéis preparar los ingredientes con anterioridad y poco a poco.

Ingredientes para una tarta de 20 cm.


Para el Bizcocho Genovés:

  • 4 huevos talla L
  • 2 cucharadas de agua caliente.
  • 110 gr de harina de trigo.
  • 40 gr de harina de maíz.
  • 8 gr de impulsor químico (levadura Royal)
  • 130 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla.

Para el Almíbar:

  • 350 gr de agua.
  • 350 gr de azúcar.
  • 1 chorrito de licor (al gusto)

Para la Crema Mousseline:

  • 500 ml de leche entera.
  • Semillas de 1 vaina de vainilla.
  • 150 gr de azúcar.
  • 50 gr de harina de maíz.
  • 3 yemas de huevo.
  • 300 gr de mantequilla.

Para decorar:

  • 500 gr de fresas aprox.
  • 250 gr de nata para montar mínimo 35% grasa (en mi caso 38%)
  • 50 gr de azúcar glass.

Preparación:


Bizcocho Genovés:

  1. Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  2. Engrasamos y encamisamos nuestro molde.
  3. Tamizamos la harina con el impulsor y reservamos.
  4. Separamos las claras de las yemas.
  5. Montamos las claras a punto de nieve con 30 gr del azúcar que tenemos y reservamos.
  6. Montamos las yemas con las dos cucharadas de agua caliente, cuando empiecen a espumar le ponemos el azúcar poco a poco y batimos hasta que tripliquen su volumen y blanqueen.
  7. Añadimos la pasta de vainilla y la integramos bien.
  8. Con movimientos envolventes y mucho cariño, agregamos las claras de huevo montadas para que nos quede una crema muy aireada.
  9. Seguidamente y del mismo modo, ponemos la harina que tenemos tamizada y reservada.
  10. Vertemos la crema en el molde, damos unos golpecitos para sacar el exceso se aire y lo llevamos al horno.
  11. Hornear por unos 40 minutos aprox. y cuando pinchemos y salga limpio, sacamos del horno, dejamos reposar 5 minutos en una rejilla para posteriormente desmoldar y dejar enfriar.

El Almíbar:

  1. Ponemos en un cazo el agua con el azúcar, movemos ligeramente para diluir un poco el azúcar y llevar a fuego medio.
  2. Cuando rompa a hervir, dejar dos minutos y retirar.
  3. En ese momento echar un chorrito de licor (yo le he puesto ron) y dejamos enfriar.

Crema Mousseline:

  1. Ponemos al fuego en un cazo la leche, con las semillas de vainilla, y un par de cucharadas de azúcar.
  2. El resto del azúcar lo mezclamos con la harina de maíz, de esta forma, evitaremos grumos innecesarios.
  3. Montamos las yemas de huevo con ese azúcar con la harina hasta que blanqueen.
  4. Cuando la leche rompa a hervir la retiramos y vamos vertiendo en forma de hilo, sin dejar de batir, a nuestras yemas montadas.
  5. Con el batido listo y todo integrado, lo volvemos a poner al fuego, suave, sin dejar de mover hasta que espese. Como truco, veréis que crea una espuma, pues cuando esta desaparezca es porque nuestra crema está espesando, dejamos que rompa a hervir y listo, pero siempre sin dejar de mover.
  6. Retirado del fuego, lo que hacemos es incorporar 150 gr de mantequilla, que tiene que estar a temperatura ambiente, cortada en dados y la mezclamos bien.
  7. Tapamos con film pegado a la crema para que no cree costra y la dejamos enfriar por completo.
  8. La crema tiene que estar fría antes de incorporar el resto de la mantequilla, de lo contrario, se cortará.
  9. Para mí es más fácil y cometemos menos riesgo empezando a batir la mantequilla y poniendo poco a poco la crema, de esta forma se va integrando bien y no se cortará.
  10. Cuando esté completamente integrada nuestra crema estará lista, con una textura maravillosa.

Montaje de tarta:

  1. Del bizcocho genovés sacamos dos discos de 2 cm de alto cada uno.
  2. Ponemos el bizcocho en la base que usemos, ponemos el aro de emplatar y el acetato para que luego lo podamos desmoldar sin problemas.
  3. Calamos bien el bizcocho con el almíbar.
  4. Cortamos fresas por la mitad y las vamos colocando por todo el borde, pegadas a la base y al acetato.
  5. Ponemos la crema Mousseline en una manga pastelera para que nos sea más fácil y cubrimos las fresas y los huevos que dejan estas entre unas y otras.
  6. De la misma forma ponemos un poco de crema en la base de toda la tarta, como 1 cm.
  7. Colocar fresas enteras por el interior de la tarta, ene l corte saldrán partidas dejando un corte precioso.
  8. Cubrir y poner toda la crema que tenemos en el interior de la tarta, sin dejar huecos y alisando.
  9. Calar el otro disco de bizcocho genovés que tenemos y ponerlo sobre la crema ejerciendo un poco de presión para que se asiente bien.
  10. Tapar con film y llevar al frigo al menos 4 horas para que se enfríe bien.
  11. Pasado este tiempo, desmoldar con cuidado y decorar al gusto con la nata montada y fresas.

Ya tenemos nuestra tarta lista para disfrutar, con los nuestros, para regalar, y para seguir disfrutando de la pastelería tradicional, que a veces se nos olvida jejeje.

Mira que hago tartas para mi familia, y siempre alucinan, pero cuando les llevo una tarta de estas, de bizcochos calados y tradicionales es cuando se vuelven realmente locos… y no os lo voy a negar… yo también.

Y sabéis que cualquier duda o pregunta no tenéis más que hacérmela llegar justo aquí abajo o por mis redes sociales, que os contestaré encantados, bueno y si nos es duda y queréis contarme que os ha parecido esta receta también jejeje.

Ahora me despido de vosotros, recordando que podéis compartir la receta para que llegue a más gente porque “compartir es vivir”

¡Un beso familia!

 

Comparte, envía e imprime esta entrada:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email to someone
email
Print this page
Print

6 Comentarios

  1. Angeles dice:

    Una auténtica maravilla. Es una obra de arte. Gracias por la receta. Buen finde.

  2. Ali dice:

    De verdad, es que lo haces todo tan fácil!! La voy a probar seguro. Ya te contaré. Gracias bonico!!!!!

  3. Charo dice:

    Es un placer y un lujo poder disfrutar de tus recetas.
    Muchísimas gracias !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *