Azúcar Invertido

Azúcar Invertido. El Dulce Objetivo. Blog dedicado a la repostería y los dulces.

Azúcar Invertido. El Dulce Objetivo. Blog dedicado a la repostería y los dulces.De esas recetas básicas y de fondo de armario que son necesarias e indispensables en nuestra cocina, llega esta, Azúcar Invertido.

Aunque también se puede utilizar en bollería y pastelería en general, gracias a su poder endulzante, es en esta época más calurosa cuando más nos acordamos o usamos. Es simplemente el ingrediente perfecto para nuestros helados caseros.

Con él, además del poder de endulzar que tiene, evitaremos los temidos y odiados cristalitos que aparecen en los helados que podamos preparar en casa.

Es de muy fácil preparación, solo vamos a necesitar 4 ingredientes que seguro que tenemos por casa, además, el azúcar invertido dura durante bastantes meses conservándolo en un tarro de cristal debidamente cerrado y en la nevera.

Además de en el interior de nuestros ingredientes, es perfecto para dar ese brillo tan espectacular que a veces tienen las piezas de bollería y las decoraciones con frutas de nuestras tartas y pasteles.

En su uso, lo ideal sería sustituir en bizcochos, el 10% del azúcar empleado por azúcar invertido y en nuestros helados el 20% de la composición de azúcar será de azúcar invertido.

Como es muy facilito de preparar y esto solo será la antesala de un verano lleno de maravillosos helados, vamos a ponernos a la faena, de modo que, ¡delantales puestos, que comenzamos con la receta!

Ingredientes:


  • 150 gr. de agua mineral.
  • 350 gr. de azúcar blanca.
  • Zumo de medio limón.
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.

Preparación:


Azúcar Invertido. El Dulce Objetivo. Blog dedicado a la repostería y los dulces.

  1. En un cazo poner al fuego el agua con el azúcar, y vamos removiendo hasta que el azúcar se haya disuelto por completo.
  2. Una vez disuelto, le añadimos el zumo de limón y dejamos hasta que comience a hervir.
  3. Cuando este el punto de ebullición fuerte, paramos y dejamos templar nuestro almíbar. Tiene que bajar la temperatura hasta que este templado.
  4. En este punto ponemos la cucharadita de Bicarbonato de Sodio y no paramos de mover hasta que desaparezca la espuma que se va a formar.
  5. Nos quedara un jarabe transparente con un ligero color amarillento.
  6. Envasamos en nuestro tarro de cristal y conservamos en el frigorífico.

Veréis que cambio dan nuestros helados con este azúcar invertido, y sin necesidad de heladera, tendremos unos helados muchísimo más cremosos, además, de como he dicho al principio, ser ingrediente perfecto para vestir de gala y que reluzcan nuestras piezas de frutas en las tartas.

Próximamente os traeré los helados que más me gustan, esos sabores clásicos que nunca pasan de moda.

Espero que tengáis una muy feliz semana.

¡Besos familia!

Comparte, envía e imprime esta entrada:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up